La Mostra siente profundamente el fallecimiento de Toni Traveria

Atenció: s'obre en una nova finestra. ImprimeixCorreu electrònic

Despedirse

Sin hacer ruido, secretamente, Toni Traveria me comentaba que venía a esta última edición de la Mostra celebrada el pasado mes de abril, a despedirse, y yo quise quitar hierro porque es lo que me enseñó él mismo, a ser positivo y a pelear hasta el final. Ayer, la buena amiga Marta Nin, -sé que me costará entender el funcionamiento de Casa de America en Catalunya sin ese binomio que han formado desde que los conozco, Toni y Marta- me informaba que había sido ingresado y que las expectativas eran nulas, y algo se rompió esa noche porque volver a ser golpeado por otra despedida es duro.Porque Toni era del grupo de amigos íntimos, de los que se cuentan las cosas, las buenas y las malas, de los que te hablan desde la transparencia de años y años de connivencia, él desde su sabiduría como gran periodista y como director de una institución que representa a todo un continente, y yo, desde un festival que lleva más de dos décadas acercando la cultura audiovisual latinoamericana a Catalunya.Ha sido una mala noche, pienso en los muchos que tenían gran afecto por Toni, tanto en la Mostra, como en los múltiples lugares, gentes y nombres que han ido pasando por su vida, pero pienso especialmente en su esposa y su hija, de las que siempre me contaba cosas bellas, y también en Marta, su fiel e inseparable compañera de trabajo, tan cómplices ellos, tan compenetrados que con una sola mirada sabían lo que tenían que hacer o decir.

Podría decir muchas cosas de Toni, y todas buenas, y no es un cumplido en la hora del adiós, es así. Nos hemos encontrado en Buenos Aires, Barcelona o Lleida porque nos hemos buscado siempre.Mis compañeros sabrán perdonarme el haber escrito en primera persona, pero no me veo otro modo para escribir sobre Toni, pero creo que estas líneas las firmarían todos los que componen la Mostra, estoy seguro de ello.En el mensaje sobre el deceso de Toni que he recibido esta mañana, he visto toda la emoción en una emotivas palabras que quiero compartir:

Estimades i estimats: aquesta nit en Toni ha deixat de patir i segur que ha agafat un micrófono per perseguir al Fidel o està baixant una pista negra a Cervinya.Per tant brindem amb una Coca Cola Zero perquè de una vegada hagi pogut fugir de les urpes del monstre.Tots i totes els que rebeu aquest missatge esteu ben orgullosos perquè en algun moment el vostre camí i el del Toni es van creuar i es va produir la màgia de formar part de la gran familia d’amics d’en Toni Traveria.Rebeu una forta abraçada i gràcies per estimar-lo tant.
Amanda i Àngels.

Te queremos Toni.

Juan Ferrer

Director

Tornar amunt